Gafas Inteligentes

Estas gafas inteligentes enfocan lo que el usuario esté viendo, independientemente de su visión.

Adiós a tener un abanico de gafas o lentillas en casa. Gafas de lectura, gafas para conducir… ¿Unas gafas para todo y para todos? Es posible. Un equipo de científicos dirigidos por el profesor de ingeniería eléctrica e informática de la Universidad de Utah (EE. UU.) Carlos Mastrangelo, y el estudiante de doctorado Nazmul Hasan, ha diseñado unas gafas inteligentes con lentes basadas en líquidos que pueden ajustar automáticamente el enfoque de lo que una persona esté viendo, sea lejos o cerca.

A medida que envejecemos, la lente interior del ojo que ajusta la profundidad focal dependiendo de lo que miramos va perdiendo su capacidad de cambiar el enfoque, por lo que muchas personas necesitan gafas de lectura o para coser (para ver de cerca) y gafas regulares para ver de lejos, lo que conocemos como hipermetropía y miopía,

Estas gafas adaptativas nos permitirían eliminar el gesto de tener que ponernos y quitarnos gafas todo el tiempo, algo que le suele pasar a la mayoría de las personas. Con estas gafas, ya no habría que hacerlo. Te las pones y listo. Siempre se ve bien.

Las lentes están hechas de glicerina, un líquido espeso incoloro encerrado por membranas flexibles de goma en la parte delantera y trasera. La membrana posterior de cada lente está conectada a una serie de actuadores mecánicos que empujan la membrana hacia adelante y hacia atrás como un pistón transparente, cambiando la curvatura de la lente líquida y por lo tanto la distancia focal entre la lente y el ojo.

La longitud focal de las gafas depende de la forma de la lente, por lo que para cambiar la potencia óptica, tenemos que cambiar la forma de la membrana”, comenta Mastrangelo, líder del trabajo.

Las lentes se colocan en marcos de gafas especiales armadas con electrónica y una batería para controlar y encender los actuadores. En el puente de los cristales existe un medidor de distancia que mide precisamente la distancia entre los cristales y un objeto a través de impulsos de luz infrarroja. Cuando el usuario mira un objeto, el medidor calcula instantáneamente la distancia y le dice a los actuadores cómo curvar las lentes. Si el usuario ve entonces otro objeto que está más cerca, el medidor de distancia se reajusta y así sucesivamente. Las gafas pueden cambiar el enfoque de un objeto a otro en 14 milisegundos y la batería podría durar más de 24 horas por carga.

Las innovadoras gafas vendrían con una aplicación para el móvil, que calibra las gafas automáticamente a través de una conexión Bluetooth. Solo habrá que hacerlo una vez y nunca habrá que cambiar las gafas, ya que estas se ajustarán constantemente a su vista.

El estudio ha sido publicado en la revista Optics Express.

Fuente:
Muy Interesante

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CONTÁCTENOS

Estaremos atentos a tus comentarios. Escríbenos

Enviando

©2017 Ingeniería Biomédica

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account